7 détails subtils mais que tout le monde remarque

7 detalles sutiles que todos notan

7 detalles sutiles que todos notan

El éxito de un outfit perfecto no sólo depende de tu figura sino también de la atención al detalle. Si te concentras en estos, lucirás bastante notable e impecable. Si, por el contrario, te lo pierdes, en el mejor de los casos darás la impresión de haberte vestido demasiado rápido y, en el peor, de tener un estilo catastrófico.

Te sorprendería saber cuántas personas examinan tu estilo de arriba a abajo y notan cada pequeño detalle negativo. Sigue leyendo y nunca más deberías cometer un error de estilo o mal gusto. Es sorprendente el impacto que ciertas pequeñas cosas pueden tener en tu apariencia.

 

1 El largo de tus pantalones

Es cierto, la vida sería ideal si todos los pantalones combinaran perfectamente con todos nuestros zapatos, desde aquellos con tacones tan altos que casi podrían competir con los rascacielos más altos hasta bailarinas chic y casual. Por desgracia, esto no suele ser el caso. La solución ? A la hora de comprar pantalones nuevos, debes tener en cuenta la altura de los tacones que los acompañarán. Si usas tacones con pantalones de vestir, querrás que queden justo encima de tu zapato, generalmente a aproximadamente 1,5 centímetros del suelo. En caso de que uses zapatos planos, tus pantalones deben cubrir completamente la parte trasera de tu zapato sin que los pises y te resbales por el suelo. Cuando se trata de estilo, llevar estos pantalones con el largo adecuado es fundamental, es un detalle que es muy importante. Si es necesario, lleva tus pantalones a tu costurera, quien podrá hacerles el dobladillo a la altura ideal para combinarlos con tu par de tacones favoritos.

 

2 Una apertura indiscreta…

No hay nada más desagradable que llevar una camisa perfectamente ajustada a todo el busto y notar un enorme agujero entre dos botones dejando una vista indiscreta de nuestra ropa interior. Ciertas “bocas abiertas” nos permiten tomar conciencia de ello, un poco tarde. Si buscas una solución que te permita lucir esa camisa o blusa tan favorecedora sin llamar cierta atención, puedes llevar una cinta atada al cuello estilo ascot o un pañuelo. Otra solución es llevar una blusa con botones ocultos. Si tu presupuesto te lo permite, finalmente puedes optar por una camisa hecha a medida.

 

3 Cuida tus zapatos

¿Cómo están tus zapatos? ¿Brillan intensamente? ¿Están los tacones en perfecto estado? La gente mira tus zapatos más de lo que crees. Cuando caminas o cuando cruzas las piernas durante las reuniones en la oficina por ejemplo... Si, además, trabajas con mujeres amantes de los zapatos, puedes estar seguro de que no dejarán de prestar especial atención a los tuyos.

Revisa tus zapatos con regularidad. Mantenlos con algunos productos adecuados y no olvides sustituir periódicamente la punta protectora del talón: no hay nada peor que escuchar el ruido del hierro que provoca la uña al quedar expuesta.

 

4 ¿Con o sin cinturón?

Si usas pantalones con trabillas, añade un cinturón a tu conjunto. Si llevas tu blusa o un top por dentro del pantalón, no olvides combinar un cinturón correctamente elegido con tu look. La ausencia de cinturón da a menudo una impresión de estilo descuidado, así que invierta en algunos cinturones cuidadosamente seleccionados en función de su talla (las presillas de los pantalones pueden ser más o menos anchas según el modelo), su estilo, etc... y Dará la imagen de una persona elegante de pies a cabeza, incluido el cinturón.

 

5 El largo de manga adecuado

Es bastante extraño cuánta gente no presta atención al largo de las mangas cuando compra ropa. Que sean demasiado largos o demasiado cortos no es un problema real, siempre y cuando estés cómodo. Sin embargo, cuando estás fuera de casa, puede tener un impacto real en cómo se percibe tu apariencia. La longitud de manga incorrecta puede arruinar tu apariencia muy fácilmente y hacerte lucir descuidada o simplemente mala. Opte por blusas con mangas que caigan justo por encima de las muñecas cuando los brazos estén a los costados. Si es necesario y si tu presupuesto lo permite, haz que tu sastre o costurera rehaga tus blusas favoritas. Vale la pena !

 

6 Demasiados accesorios…

Hay ocasiones en las que los complementos son imprescindibles y complementan un outfit a la perfección. Un collar perfectamente elegido puede transformar radicalmente el aspecto de un vestidito negro y aportarte un estilo increíble. Sin embargo, si necesita ser el centro de atención, como durante una entrevista o reunión, lo mejor es minimizar la cantidad de accesorios que usa. Esto podría distraer la atención de tus interlocutores o hacerte parecer demasiado ocupado. En este tipo de situación, opta por un collar discreto y delicado, unos sencillos pendientes y un anillo en cada mano.

 

7 Cabello y uñas…

Seamos sinceros, sabes perfectamente la importancia de un cabello bien cuidado y una manicura perfecta, ¿verdad? Cuando se trata de tu cabello, no tienes que preocuparte por si es sofisticado, moderno, etc. Que sea simple no es un problema en sí mismo. No importa si tu cabello es corto, largo, recogido o suelto siempre y cuando se mantenga. Por otro lado, no debes presentarte con el cabello mojado. El cabello mojado siempre luce desordenado y realmente puede dañar tu imagen. Tómate el tiempo para secarlas antes de salir o lávalas antes de acostarte, estarán secas al día siguiente. Lo mismo ocurre con tus uñas. Asegúrate de mantenerlos impecables y lucirás absolutamente extraordinario. Los colores neutros son perfectos para la oficina o la ciudad y una manicura bien cuidada siempre lucirá impresionante.

Cuando se trata de estilo, los detalles más pequeños pueden tener un impacto tanto positivo como negativo. Por tanto, es imperativo prestarle especial atención. Una vez que empieces a concentrarte en estos pequeños detalles, rápidamente notarás que te sientes incluso mejor de lo habitual. Es una apuesta segura que también recibirás más elogios por tu apariencia.

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados